Cómo llegó a ser la Dieta DASH

  1. Comida y Bebida
  2. Dietas especiales
  3. Dieta de la tensión arterial alta
  4. Cómo llegó a ser la Dieta DASH

Libro Relacionado

Por Sarah Samaan, Rosanne Rust, Cynthia Kleckner

El acrónimo DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) proviene de un ensayo clínico histórico de 1997 (un estudio de investigación en humanos bien controlado) que evaluó los efectos de tipos específicos de alimentos en la presión arterial. En lugar de simplemente decirle a las personas con hipertensión lo que deben evitar, el estudio buscó medir los efectos sobre la presión arterial de una variedad de alimentos integrales baratos y de fácil acceso que se sabe que apoyan la buena salud.

Los participantes del estudio que siguieron la dieta DASH experimentaron resultados impresionantes: Al consumir una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y productos lácteos bajos en grasa y bajos en grasas saturadas y sodio, redujeron su presión arterial tanto como si hubieran tomado un solo medicamento recetado. La caída en la presión arterial fue evidente en dos semanas, a pesar de que los participantes estuvieron en el plan de dieta DASH durante ocho semanas.

Los investigadores de DASH calcularon que la mejora en la presión arterial podría significar una reducción de 15 por ciento en el riesgo de ataque cardiaco y una reducción de hasta 27 por ciento en el riesgo de accidente cerebrovascular.

Vale la pena notar que los participantes del estudio que siguieron la dieta DASH sin la leche también redujeron su presión arterial, pero la disminución fue menor. Es por eso que se recomienda incluir productos lácteos bajos en grasa para lograr la máxima eficacia.

Habiendo confirmado que una comida saludable y deliciosa podría reducir la presión arterial tan efectivamente como un medicamento farmacéutico, los investigadores de DASH volvieron su atención a la sal. El estudio, conocido como DASH-Sodio, encontró que al reducir la sal a unos 1,500 miligramos diarios, la presión arterial mejoró aún más que con DASH solo.

De hecho, incluso una pequeña reducción en la sal hizo una diferencia importante en la presión arterial. El efecto se observó en personas con presión arterial alta límite, así como en aquellas con hipertensión verdadera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *